Sin duda, si eres un amante de las anchoas y de la comida italiana, estás en el sitio adecuado. Y es que, hoy, traemos una de las maneras más sencillas, rápidas y satisfactorias de hacer sentir a un invitado a la italiana, es sentándolo delante de un buen plato de spaghetti alla puttanesca.

De hecho, al probar este plato y otros platos de pasta no italianos, esta receta siempre se lleva opiniones muy positivas. Probablemente, esto es resultado de que los spaghetti con tomate son la primera imagen que viene en mente a la mayoría de mortales al oír la palabra “pasta”. Esto sumado a que las anchoas, las alcaparras y las aceitunas, con su sabor natural, refuerzan la imagen vivamente intensa que no sólo se espera de la comida, sino de todo lo que se relaciona con la cultura italiana.

Receta napolitana

Por un lado, afirman que la pasta alla puttanesca es napolitana, pero dicen que las anchoas se las añadieron en Roma y alrededores. Así que, la que os dejo aquí, sería una puttanesca laziale. Además, en relación al origen del nombre existen varias historias de lo más pintorescas y sí, algunas en relación a las prostitutas, como la que dice que los colores vistosos de este plato recuerdan a aquellos con los que estas profesionales se vestían.